martes, febrero 14, 2006

"Sindrome X o Metabolico"

El síndrome X y su relación con el estilo de vida
Sinonimia:
- Síndrome X Dismetabólico
- Sindrome metabólico
Se diagnostica síndrome X cuando una persona presenta al menos 3 de los siguientes síntomas: adiposidad (acumulación excesiva de grasa) abdominal, niveles elevados de triglicéridos, niveles bajos de colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad), presión arterial alta y glucemia elevada en ayunas.
Las personas con síndrome X tienen un mayor riesgo de padecer diabetes de tipo 2 y enfermedades cardiacas. También tienen más probabilidades de morir prematuramente debido a problemas cardiacos y otras causas.
Resistencia a la insulina: la clave del síndrome X En condiciones normales, la hormona conocida como insulina es la encargada de hacer llegar el azúcar de la sangre a las células de nuestro organismo, donde se utiliza para producir energía. No obstante, cuando los niveles normales de insulina no son suficientes para permitir la entrada de glucosa a las células, se habla de resistencia a la insulina. Dicho de otro modo, las células se resisten a la acción de la insulina y la glucosa no puede llegar a las células.
Cuando esto ocurre, el páncreas se ve forzado a producir más insulina para mantener los niveles normales de glucosa en sangre. A pesar de que quienes padecen el síndrome X presentan mayores niveles de glucosa en sangre, no son considerados diabéticos porque su glucemia no supera los límites normales.
¿Cuál es la causa de la resistencia a la insulina? Todavía no se sabe con certeza, pero se calcula que aproximadamente la mitad de los casos se debe a factores genéticos. No obstante, existen otros aspectos que pueden influir en la resistencia a la insulina y que podemos controlar como, por ejemplo, el peso corporal (especialmente la adiposidad abdominal) y la forma física.
Resistencia a la insulina, obesidad y forma física
La obesidad incrementa en gran medida la probabilidad de desarrollar resistencia a la insulina. Existen diferentes enfoques dietéticos relacionados con el tratamiento y la prevención del síndrome X dependiendo de los síntomas de cada individuo, pero casi todos los expertos están de acuerdo en que los síntomas mejoran considerablemente al reducir el peso corporal (aunque sólo sea en un 10 %) y aumentar el nivel de actividad física.
El ejercicio es fundamental ya que los músculos constituyen el tejido más extenso del organismo (30 al 40 % de la masa corporal es músculo) y su movimiento es la principal vía de consumo de glucosa. Un músculo inactivo es menos sensible a la insulina.
Numerosos expertos recomiendan que se intente realizar alguna actividad física moderada al menos durante 30 minutos casi todos los días de la semana. Simplemente llevar una vida algo menos sedentaria puede ser beneficioso.
Por ejemplo, subir y bajar las escaleras en lugar de tomar el ascensor, olvidarse del mando a distancia del televisor o estar de pie durante 30 minutos al día en vez de sentarse a ver la televisión.
Obesidad y su génesis: Es producida por un mayor aporte de calorías que las que el cuerpo necesita. El gasto calórico total (GCT) de un individuo (total de calorías gastados por una persona) esta compuesto por: 70 % gasto metabólico basal (lo que necesita de calorías la persona para caminar, estudiar, trabajar, etc.) 10% de termogénesis inducida por la alimentación (mantenimiento de la temperatura corporal) y 20% en actividad física.
El hombre obtiene energía de los alimentos macronutrientes. Estos tienen diferencias en relación a su poder de saciedad. Las grasas en especial las saturadas aportan muchas calorías pero no producen saciedad, y se consumen sin tener hambre.El alcohol aporta calorías pero no produce saciedad.
Soluciones a largo plazo
Como ocurre con otras enfermedades crónicas, el síndrome X es un trastorno complejo provocado por ciertos estilos de vida.
Tiene fácil solución: La forma de tratar este síndrome es, en primer lugar, es cambiando el estilo de vida de las personas. Comer menos y de forma variada y hacer más ejercicio. Para que resulten efectivos, es necesario que estos hábitos pasen a formar parte de nuestra vida cotidiana y que la sociedad los integre.

1 Comments:

Anonymous sandrita!!! said...

ttn he leido muy atentamente todo lo que has puesto y creeme que se al menos en una pequeñisima parte lo que estas sintiendo ...desde ya tienes que saber que este camino es laaaaaaaarrrrrrrrrrgo y complicado y que necesitaras muchisima fuerza de voluntad pues no te sera para nada sencillo deberas ser muy aplicado y disciplinado en tu rutina diaria!!!amigo lamento todo lo que te sucede ......pero hay cosas mucho peores...te dire k mi hija sarai la mayor de mis hijas tiene un quiste en el cerebro y que ademas posee una cefalea vascular heredada desgraciadamente de mi por lo cual estoy en el suelo!!!! solo pido a Dios que todo acabe pronto la insertidumbre me esta matando tu al menos ya has comenzado con el tratamiento sarai y yo aun estamos explorando para saber de que clase de quiste se trata ....el neurocirujano no nos a dado muchas luces de corto tratamiento .....en fin amigo espero que todo te resulte lo mas leve posible y que prontamente ya tengas domada la bestia que osa inquietarte!!!!espero que pronto obtengas los resultados esperados....lo deseo de todo corazòn....un fuerte abrazo y un beso de esta vieja amiga tuya!!!!jejejeje
sandrita!!!

12:07 a. m., febrero 16, 2006  

Publicar un comentario

<< Home